Seguimos con la parte II de cambiar la casa sin gastar para que acomodes tu hogar al frío. Os enseñaré cómo hacerlo con tres sencillos trucos.

Esta vez os quiero enseñar lo sencillo que es lavarle la cara a un espacio como mi rincón de lectura (para ver cómo suele estar decorado, pincha aquí). Lo que vamos a necesitar son elementos de otras partes de la casa que vamos a cambiar de sitio. Con un gesto tan sencillo conseguimos darle un aire distinto a cualquier rincón.

rincon-lectura-mantaRincón de lectura con nueva decoración

 

1. Cambiar los colores es fundamental para darle otro aire al espacio. Aquí lo he hecho con los cojines y algunos detalles. Para un cambio más radical, habría bastado con poner otra funda al sillón.

Una de las cosas buenas que tienen los muebles de Ikea, de donde es este sillón, es que es muy fácil hacerles una modificación, como cambiarles la funda o incluso darles una mano de pintura. Parecerá un mueble distinto y lo  habrás reciclado, ¡todo ventajas!

2. Otra forma sencilla de cambiar un ambiente es mover algunas cosas de sitio. Cambiando de lugar una alfombra puedes ampliar o reducir un espacio.

rincon-lectura-manta-lateralrincon-lectura-general

 

3. La otra modificación fundamental la conseguirás con los pequeños detalles de decoración. Algo tan sencillo como unas fotos o unas velas consiguen dar una personalidad diferente al mismo sitio.

rincon-lectura-libros-velasrincon-lectura-detalles

 

Queda claro qué opción es más invernal, no? Tanto los colores como los textiles te ayudarán a conseguir el efecto que desees que desprenda tu casa: calor, alegría, seriedad…

Prueba en casa las opciones que tengas y quédate con la que más te guste para este otoño. Puedes ver otras opciones en cambio de decoración para el salón.

¿Qué rincón prefieres? ¿Te animas a probar en casa?

No te vayas sin comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.