Decorar Mi Casa, blog de decoración

Colores para el dormitorio: ¿cuál se adapta mejor a ti?

Una de las cosas que hace más fácil la vuelta al trabajo o al colegio es disfrutar de un buen descanso al final del día. Desde la decoración de interiores podemos ayudar a conseguirlo decorando adecuadamente nuestro dormitorio, convirtiéndolo en un lugar acogedor y relajante.

Y es que el descanso en esta estancia de la casa no solo consiste en tener el mejor colchón y ausencia de ruidos molestos. También hay que prestar mucha atención a los elementos decorativos y a los tonos con los que ambientamos esta habitación.

Hoy nos centraremos en este último punto, en ayudaros a elegir los mejores colores para el dormitorio dependiendo de vuestros gustos personales. ¿Os animáis a un cambio de tono para descansar mejor?

Colores fríos: azul, el relajante por antonomasia

La regla que mejor se adapta para conseguir una estancia relajante en cuanto a colores, es la elección de tonos fríos. Y de entre ellos, el azul es el que más paz aporta a la visión. Si lo que buscas a la hora de descansar es una estancia en la que prime la serenidad, el azul es tu color.

Vía Pinterest

Colores terrenales, la naturaleza en tu dormitorio

Si para ti lo más relajante es lo relacionado con la naturaleza, puedes añadir los tonos terrosos a tu decoración. Marrones y beiges van genial en combinación con tonos neutros y fibras naturales. No olvides añadir a la estancia algunos motivos vegetales para completar tu look bohemio y natural.

Vía Pinterest

Colores cálidos, vitamina para tu decoración

La gama de tonos cálidos no es la más aconsejable para crear un espacio para el relax, ya que transmiten todo lo contrario a esta sensación. Se suelen utilizar en cocinas, despachos, o zonas donde quieras activar tus sentidos antes que como colores para el dormitorio. Pero, en pequeñas dosis (no hace falta pintar la pared de amarillo…), con textiles o detalles en estos tonos, combinados con un fondo neutro, se consigue una decoración ideal para los más alegres y positivos.

Vía Pinterest

Colores neutros, la apuesta segura

Si no quieres fallar en la elección con un color para tu habitación que al final te canse, decídete por los tonos neutros. Aportan serenidad, luz y hacen tu estancia confortable, lo que les convierte en idóneos para un dormitorio. Además, no necesariamente están muy vistos o son aburridos, solo con la gama disponible de grises ya te costará cuál elegir 😉

Vía Pinterest

¿Qué tipo de colores para el dormitorio van más con tus gustos?

¿Con qué gama te quedas?

Más ideas de decoración