Cómo decorar con alfombras (y hacerlo bien)

Trucos para decorar con alfombras

Las casas decoradas con alfombras en cada una de sus estancias es algo que resulta muy sencillo de encontrar. Este textil es un elemento capaz de aportar por sí solo sensación de confort, practicidad y estética a una vivienda. Y es que las alfombras pueden dar calor, proteger nuestros suelos y, seamos sinceros, además algunas de ellas enamoran a primera vista.

Por eso, para los que ya han tenido un flechazo o por los que vendrán, hoy repasamos unos trucos a seguir para saber cómo decorar con alfombras sacándoles el mayor partido posible y consiguiendo un excelente resultado final.

Trucos para decorar con alfombras en casa

Sé práctico

Antes de comprar casi cualquier cosa para un hogar hay que pensar en quién lo habitará. Con las alfombras no es diferente, ya que no elegiremos la misma si vivimos solos, si hay niños pequeños o si tenemos mascotas, por ejemplo. También hay que pensar en si el trocito de suelo elegido es un sitio muy utilizado o no y para qué es usado.

Para espacios concurridos donde se hace mucha vida familiar, una buena idea es elegir alfombras vinílicas para decorar y usar el espacio; son más fáciles de limpiar, pero no por ello menos estéticas. En cambio en rincones por donde no solemos pasar demasiado, podemos optar por tejidos más delicados y colores más claros para esas alfombras que son más bien decorativas y menos pisadas.

Alfombras vinílicas

No olvides combinar

Escoger la alfombra después de los complementos no es la mejor idea en cuanto planificación decorativa se refiere. Será más difícil encontrar una que combine con el resto de elementos si dejamos esta decisión para el final. Pero si has de hacerlo, porque la que tenías ya no te sirve o porque no da más de sí, intenta que sea del mismo estilo que el resto de textiles. Es la opción que te resultará más sencilla y obtendrás un mejor resultado final.

Este truco te vale para ponerlo en práctica en el salón con cojines y mantas, pero también si lo que te apetece es decorar el dormitorio con alfombras. Conjúntala con la ropa de cama y el espacio tendrá más sentido y casará a la perfección.

Salón de estilo bohemio

Sin miedo

A veces hay opciones decorativas que nos gustaría tener en casa pero nos resultan demasiado atrevidas a priori, como puede ser un papel pintado de pared llamativo o un sofá de terciopelo. Pero muchas veces, en el caso de las alfombras, arriesgarse es ganar. No tengas miedo a decorar con alfombras redondas o de tejidos menos vistos como el yute, porque es un complemento con el que puedes dejarte llevar.

Este consejo te vendrá especialmente bien si la decoración de tu casa es más bien minimalista o de un estilo más escandinavo. Si te apetece conseguir un elemento central más llamativo o alegre, una alfombra de colores o estampados atrevidos se puede convertir en el punto fuerte de la estancia.

Más es más

Cuando hablamos de decorar con alfombras nos olvidamos del «menos es más» de la filosofía minimalista. Si no es del tamaño adecuado, aunque sea la alfombra más bonita del universo, no va a quedar bien. Es verdad que no es el elemento decorativo más barato que podemos encontrar, pero merece la pena invertir en él antes que en otros. Así que saca el metro y mide bien tus espacios, porque una alfombra demasiado pequeña (o demasiado grande algunas veces) puede arruinar la armonía de cualquier estancia de casa.

No te pierdas nuestro artículo «¿Qué tamaño de alfombra elijo para el salón?« para no equivocarte con el tamaño de tu alfombra.

Ahora que hemos repasado estos tips para decorar con alfombras en casa, ¿en qué estancia vas a ponerlas primero?

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.