Suelo de mármol, cómo cuidarlo y utilizarlo en casa

El suelo de mármol es uno de esos elementos de interiorismo que asociamos al lujo. Si pensamos en este acabado, intuitivamente nos imaginamos ambientes elegantes y glamurosos. Aportar sofisticación a cualquier estancia es sencillo gracias a esta piedra vistosa, versátil y decorativa. Pero, como cualquier piedra natural, hay que cuidarla regularmente para que no se deteriore.

¿Dónde se utiliza el mármol en decoración de interiores?

Podemos encontrar el mármol en diseños contemporáneos de la más alta calidad, en hoteles y casas de lujo, pero también se ha hecho un hueco para entrar en cualquiera de nuestras casas. Esto es posible gracias a que hoy en día existen múltiples opciones para añadir esta piedra a un interior. Puede ser en el suelo, pero también en encimeras, salpicaderos, mobiliario, paredes o incluso artículos decorativos. Ha dejado de ser un elemento relegado a la cocina y el baño para poder formar parte de cualquier estancia.

El mármol no es solo para encimeras.

Mármol en el baño

Consejos para cuidar tu suelo de mármol.

Los suelos de mármol suelen ser resistentes, sin embargo también tienen su lado delicado, por lo que la limpieza y el pulido deben hacerse con el mayor cuidado. De hecho, una mala manipulación de la piedra podría hacer que ésta llegara a romperse o estropearse.

Abrillantar y pulir.

Si tu suelo ya no luce como antes, debes conocer las técnicas de limpieza adecuadas para saber cómo conseguir un suelo brillante antes de realizar un lijado y pulido de suelos y poder mantener las baldosas con un aspecto impecable y atractivo. Para conseguirlo a veces lo más recomendable es contactar con una empresa especializada en el cuidado de suelos.


Y es que uno de los mejores cuidados posibles es el pulido del mármol. El pulido puede reducir el grado de absorción de suciedad y líquidos por parte de la piedra, además de mejorar el aspecto del suelo. Por eso, si se quiere mantener el aspecto y el brillo de los suelos de mármol, pulirlos de vez en cuando es casi una obligación.

Cómo limpiar los suelos

¿Cómo limpiar el suelo de mármol?

Aunque las losas de mármol tienen una superficie de aspecto duradero, en realidad es una roca muy permeable que puede absorber fugas y acumular bastante suciedad en sus poros si no se limpia correctamente.

Limpia tu suelo con una fregona que esté algo húmeda por el agua, ya que el mármol suele absorberla. Es por esta razón que hay que utilizar un paño húmedo para limpiar el suelo de mármol, en lugar de uno totalmente empapado.

No hay que ignorar las caídas de líquidos o los arañazos en el suelo de mármol. Como decimos, es una piedra porosa y, debido a su estructura esponjosa, está sujeta a la absorción de líquidos y disolventes. Se recomienda limpiar el suelo de mármol lo antes posible con una fregona seca, un paño o una esponja si se derrama algo sobre él.

Para limpiar el mármol, se debe utilizar agua destilada o desionizada, jabón neutro o limpiadores con pH 7,00, aguarrás y un 2% de detergente no iónico como disolventes, ya que no solo evitan la abrasión y la decoloración, sino que mantienen los suelos de mármol en excelentes condiciones y alargando su vida. Asimismo, usa limpiadores específicamente diseñados para mármoles, en lugar de optar por sustitutos más fuertes que podrían decolorar permanentemente las baldosas.

Etiquetas:

1 comentario en «Suelo de mármol, cómo cuidarlo y utilizarlo en casa»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.