Copia el look: vestidores abiertos en el dormitorio

Incorporar vestidor al dormitorio

Los vestidores abiertos en el dormitorio son un objeto de deseo habitual entre los amantes tanto de diseño de interiores, como del mundo de la moda. Pueden quedar muy estéticos y ser apetecibles, pero si tenemos uno debemos saber que también tendrá sus inconvenientes. Para empezar, para que quede bien a la vista la primera regla es dejarlo siempre ordenado, y esta es una tarea que no resulta nada fácil.

Por eso hoy vamos a ver varias opciones de vestidores abiertos (y algunos no tan abiertos), para que todos podamos tener uno, pero cada cuál elija el nivel de compromiso que quiere tener con el orden en su día a día.

Vestidor completamente abierto

Nivel de compromiso máximo para los vestidores totalmente abiertos. Todo a la vista, sin trampa ni cartón, puede que alguna caja o cesto, pero nada más. Esto significa que la ropa se ve de lleno y que no va a quedar bien de cualquier manera. Una buena idea, por ejemplo, es colocarla por colores; de esta forma dará mayor sensación de orden. También ayuda que las perchas sean iguales o que al menos combinen unas con otras.

Vestidores abiertos para el dormitorio

Vestidor con puertas semitransparentes

Una opción de vestidor abierto, pero no totalmente, es uno con puertas de algún material que deje ver en su interior. Para esta opción podemos utilizar el ratán o las puertas de rejilla que, además de tener líneas sencillas, son tendencia. Aportan un toque natural al espacio y también ayudan a que se controle el desorden, al no dejarlo completamente a la vista.

Ideas para decorar vestidores

Vestidores de famosas y consejos para copiarlos

Vestidores abiertos con separador de cristal

Para los ambientes más industriales y para combinar con los nórdicos, las puertas de hierro y cristal a modo de separador son las ideales. Dejan el vestidor a la vista, pero logran una separación visual, con lo que no da la sensación de estar tan expuesto.

Vestidor walk-in closet

El armario conocido como «walk-in closet» es el que nos permite andar dentro de él. Es una manera de tener un vestidor abierto, pero suele haber algún tipo de separación con el resto de la estancia, de forma que el interior del armario no se verá desde fuera. Este separador puede ser un muro, un gran cabecero o incluso un biombo.

Vestidores abiertos en el dormitorio

Trucos para organizar tu armario o vestidor

Vestidor cerrado pero visible

Esta opción para vestidores abiertos deja ver el interior del armario pero, realmente, éste está tapado. Es una gran idea si queremos un lugar diáfano pero disponemos de poco espacio. Y es que de esta forma, al dejar ver el interior, visualmente no restamos metros cuadrados a la habitación.

Vestidor abierto sí, vestidor abierto no

Es posible tener ambas opciones, un vestidor a la vista y un vestidor cerrado, tan solo con añadir algo tan sencillo y económico como una cortina. Es la opción más fácil en todos los sentidos si queremos que nuestro armario sea a veces abierto, a veces cerrado: un todo en uno. Porque nuestro vestidor, al igual que nosotros mismos, tendrá sus días mejores y sus días peores…

¿Te gustan los vestidores abiertos para el dormitorio o prefieres el armario más tradicional?

1 comentario en «Copia el look: vestidores abiertos en el dormitorio»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.