Aprovechando que parece que el mal tiempo propio del invierno se está instalando (al menos por el norte), hoy quería compartir una de esas casas que nos evocan todo lo contrario: luz, calor, sol… Por ir un poco contra corriente 🙂

En esta casa llena de detalles bohemios viven la fotógrafa Jamie Street, su marido y sus dos hijos. En su vivienda se respira carácter y personalidad. Encontramos tanto elementos low cost (el escritorio está formado por un sobre de madera sencillo y cabelletes de Ikea, por ejemplo) como piezas únicas y todo ello está mezclado con muchas, muchas plantas! Las estancias están pensadas para ser vividas y disfrutadas: el dormitorio es un remanso de paz, la zona de juegos está hecha a medida para los niños, e incluso hay una habitación para disfrutar de los instrumentos favoritos de esta familia con un algún componente músico. 

Según la propia Jamie, le gusta disfrutar la vida con imperfecciones incluidas, y lo mismo transmite en la decoración de su casa. Por mi parte estoy de acuerdo en eso, un mueble intacto puede ser muy estético, pero en tu propio hogar, esa vasija algo rota que era de tu abuela o esa cajonera que antes estaba en casa de tus padres y perdió un tirador, quedan de fábula. O no?

Decorar con detalles bohemios

Decoración personal

Decorar tu zona de trabajo

Detalles bohemios en esta casa de San Diego

Decorar con textiles étnicos

Decora con plantas

Un dormitorio con detalles bohemios

Dormitorio con plantas

Alfombra étnica en la zona de juegos

Zona de juegos con detalles étnicos

Personaliza tus muebles

Vía A Cup Of Jo

¿Qué te parece la decoración con detalles bohemios?

¿La prefieres con imperfecciones o sin ellas?

6 thoughts on “Detalles bohemios en San Diego

  1. Nos gustan mucho esos detalles diferentes y más desenfadados, pero que tanta personalidad aportan. La cortina del despacho es una pasada, y tantos cajones y pequeños soportes de madera que hacen las veces de estantería o contenedor.

    Besos mil de las dos

    J&Y

No te vayas sin comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.