Saltar al contenido

Frisos para paredes: redecora tu casa sin obras y de forma sencilla

Tipos de frisos para paredes

No es necesario realizar una inversión muy elevada para dar un nuevo aire a cualquier habitación de nuestro hogar. Una buena muestra de ello es el friso para revestir paredes, un elemento que abre un campo enorme de posibilidades al cambio de decoración y a aportar algo totalmente diferente a tu casa.

No hace falta que veas inmerso en costosas reformas para redecorar por completo cualquier estancia, un friso para pared va a aportar todo lo que necesitas y además su instalación requiere poco tiempo y esfuerzo.

No importa si no tienes especiales habilidades con el bricolaje, bastará con seguir unas sencillas instrucciones para que los resultados sean espectaculares. Si deseas conocer más sobre los frisos para paredes, no te pierdas lo que te contamos, porque pueden ofrecer mucho más de lo que parece.

¿Qué son los frisos para paredes?

Los frisos decorativos para paredes son unas láminas de materiales diversos que pueden colocarse tanto en entornos secos como húmedos y que sirven para cubrir una pared. A parte de decorar el ambiente, son ideales para ocultar imperfecciones, como la típicas manchas de humedad, golpes, marcas, o incluso el gotelé.

Por comodidad, rapidez y gran variedad de modelos entre los que elegir, un friso para pared puede ser la solución que necesitas. Y es que, como decíamos, te vale tanto para decorar una habitación de casa, como para ocultar algún problema estético que estén sufriendo tus paredes. Es una opción económica y efectiva a la hora de conseguirlo.

Revestimiento para paredes de madera

Ventajas de los frisos decorativos para paredes

Una de las ventajas de los frisos para pared es que no requieren conocimientos técnicos para ser instalados. De manera general es algo que puedes hacer tú mismo. Gracias a ello, consigues un ahorro importante y disfrutas del placer del bricolaje.

Otra gran ventaja de emplear un friso para la pared es que se puede encontrar en prácticamente cualquier material. Desde la calidez siempre reconfortante de la madera hasta materiales vinílicos capaces de repeler la humedad, incluso los hay de fibras sintéticas.

Además, la posibilidad de elegir entre más de 60 tipos distintos de frisos para paredes hace que cualquier vivienda pueda tener aquel que más le interese y se adapte a su estilo. Solo hay que dedicar un tiempo a saber cuáles son sus propiedades, su precio por metro cuadrado y la capacidad de adherencia a nuestra pared.

Los frisos para paredes cuentan con otra ventaja más, la de poder instalarse en cualquier tipo de superficie. Muchas personas los están utilizando para quitar de la vista ese gotelé que ya está pasado de moda, por ejemplo. Supone una manera cómoda y rápida de dar una solución a un problema de decoración con el que no es necesario realizar ni obra ni un desembolso económico muy elevado.

Ideas para decorar con frisos para revestir paredes

Contando con todas estas ventajas, una posibilidad es emplear un friso diferente para cada habitación de la casa. Así podemos conseguir espacios muy distintos dentro de una misma vivienda, lo que amplía todas nuestras posibilidades decorativas. También podemos utilizarlos para revestir solamente una pared y dar un nuevo aspecto a una zona en concreto.

¿Recuerdas nuestro DIY para crear un cabecero de cama con friso para paredes?

Encontramos, por ejemplo, frisos que están especialmente pensados para las habitaciones infantiles de los pequeños de la casa, ya que son lavables y no habrá ningún tipo de problema si se dedican a pintarlos o ensuciarlos.

Pero también podemos encontrar frisos para pared que consigan aportar la calma que necesitamos para un dormitorio. Por ejemplo, la madera es un recurso muy empleado que tiene un poder aislante excelente, además de acercarnos a la naturaleza.

Asimismo, los hay especialmente pensados para aguantar la humedad y resistir el agua en lugares como la cocina y el baño, con modelos de tendencia que incluso imitan al mármol.

Sea cual sea el tipo de friso que elijas, siempre vas a encontrar una solución adecuada para tu vivienda, ya que las posibilidades decorativas se multiplican y las opciones son muchas. Cómodos, fáciles de colocar y con capacidad para durar durante muchos años, los frisos para pared son una opción en alza que puedes tener en cuenta a la hora de dar un nuevo aire a tu vivienda. ¿Te animas a probarlos?

Etiquetas:

2 comentarios en «Frisos para paredes: redecora tu casa sin obras y de forma sencilla»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2022 Decorar mi casa | Grupo Planeta Rz