Pocos productos decorativos pueden dar tanto juego y ser al mismo tiempo tan económicos como las velas aromáticas. Estas velas pueden crear rincones de lo más agradables en cualquier estancia de nuestra casa. Una inversión mínima que, si sabemos abordarla bien, podría dar como resultado un espacio de lo más personal. Por eso hoy te mostramos unos cuantos consejos para la decoración con velas aromáticas que puedes tener en cuenta en casa.

Velas aromáticas y aromaterapia

Entendemos la aromaterapia como el tratamiento que emplea diferentes esencias de plantas y flores que, o bien se frotan en a piel, o bien se inhalan, con el fin de promover el bienestar físico y psicológico. Las velas aromáticas cuentan con ese olor terapéutico, pudiendo escoger entre un sinfín de opciones. Por tanto, al mismo tiempo que decoramos, podemos añadir un elemento en casa que nos ayudará a estar más tranquilos y relajados. Perfecto para cuando queramos disfrutar de un baño, por ejemplo, o cuando queramos leer tranquilamente un libro en nuestro rincón de lectura.

Decorar con velas aromáticas

Ahora bien, hay que tener cuidado con los aromas que escojamos. Independientemente del aspecto decorativo, hay aromas que no encajarán en algunas zonas de la casa. Por ejemplo, en el baño podemos usar velas con aromas más intensos, pues se trata de vivir una experiencia relajante que no durará tampoco demasiado tiempo, pero quizá en un dormitorio, o en cualquier otra estancia en la que pasemos más tiempo, un olor tan fuerte pueda llegar a saturarnos.

Colores para nuestras velas aromáticas

A la hora de escoger las tonalidades de las velas aromáticas también tienes que poner atención. Intenta siempre escoger los tonos adecuados dependiendo de la paleta de colores de la estancia o del efecto que quieras conseguir. Ante la duda, una vela blanca siempre será un acierto.

¿Por qué es tan importante el color en una vela aromática? Muy sencillo, porque si queremos crear un ambiente relajado, no tiene demasiada lógica que usemos velas de colores potentes y llamativos. Por el contrario, si lo que quieres es llamar la atención sobre un elemento concreto, como un centro de mesa a base de velas, quizá sí sea interesante apostar por los modelos con colores más potentes.

Velas de colores en decoración

Cómo decorar con velas aromáticas

Teniendo en cuenta estos dos aspectos, color y olor, que son esenciales, vamos a repasar las principales opciones que tenemos a la hora de decorar con velas. Ideas que pueden ser muy interesantes dependiendo del tipo de decoración que tengas en casa.

Una sencilla composición con velas

Es un recurso útil y la verdad es que no necesitas más que unas cuantas velas. Se trata de ponerlas juntas, alternando tamaños e incluso colores. Conseguiremos de esta forma un punto decorativo activo y en movimiento, dinámico, aunque para ello es esencial escoger los tamaños de las velas adecuados, pues recargar la estancia tampoco dará buen resultado. Si tienes poco espacio, utiliza varias velas pequeñas y olvídate de las grandes.

Ten en cuenta que este recurso puede ser usado tanto dentro como fuera de casa; y es que si tienes jardín o terraza, un conjunto de velas que alumbren tus noches podría dar un toque de lo más romántico a ese espacio exterior.

Velas en frascos de cristal

No es necesario que compres tarros de cristal. Puedes guardar desde los botes de conservas, tarritos de los yogures o incluso una vieja pecera. Lo importante es que sea de cristal y podamos ver el interior claramente.

Una vez tengamos esos elementos, será tan sencillo como introducir las velas dentro. Podemos decorar esos frascos con cordones, con algún toque verde o floral en la base, a modo de colchón o simplemente dejarla sin más.

DIY para velas aromáticas
Vía Ifood

Cuelga tus velas

Tanto si escoges botes de cristal como latas o farolillos, puedes colgar tus velas fácilmente para que den una sensación más envolvente. Portavelas DIY a los que simplemente tendremos que añadir un alambre o cuerda en la zona de rosca para colgarlo de cualquier sitio.

Decoración con velas
Vía Homesthetics

Un centro de mesa para cada ocasión

No es necesario que compres un centro de mesa si tienes velas y algunos elementos. Intenta crear tu propio bodegón. Para ello, lo más importante es tener una base en la que apilar lo que queremos mostrar, ya sea una bandeja o incluso una de esas tablas de madera redondas que tanto se llevan en la decoración de centros de mesa actuales.

A partir de esa base, deja que tu imaginación haga el resto. Agrupa varias velas, coloca alguna planta tipo cactus o suculenta, rodea el conjunto con tela de saco o lazos. Quizá incluso puedas encontrar una rama de árbol donde puedas hacer huecos para colocar dentro alguna vela.

Velas para el agua

Finalmente, como dicen en Instyle, podemos encontrar una vela aromática para cada estancia de la casa. El exterior también cuenta, y la gente que disfruta de espacios como una piscina o un estanque tiene la opción de crear velas acuáticas, que decorativamente son una preciosidad. Para ello, además de nuestras velas aromáticas, tendremos que tener una superficie que flote sobre el agua. Aunque estos portavelas se pueden hacer en casa, tampoco tendremos mucho problema para encontrarlos en cualquier tienda.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.