Las mesitas auxiliares son una parte fundamental del mobiliario de un hogar. Puede parecer un complemento al que no se le da mucha importancia, pero lo cierto es que serán mucho más prácticas en nuestras estancias de lo que podemos llegar a imaginar.

Cómo decorar con mesas auxiliares
Vía Elle

Las mesas auxiliares son esas pequeñas mesitas que se utilizan de apoyo o complemento en el salón, aunque desde hace un tiempo han ganado terreno y ya se incluyen en cualquier habitación. Así, este tipo de mesas se pueden encontrar en multitud de formas, acabados e, incluso, tamaños. Se han convertido en un mueble prácticamente imprescindible, y es que, casi sin darnos cuenta, no solo mejoran la decoración de la estancia, sino que nos hacen la vida mucho más fácil.

Mesas auxiliares, una apuesta segura

Esta pieza se remonta, ni más ni menos, que al año 3000 a.C, en Egipto, donde los faraones decidieron diseñar un mueble similar a una mesa para apoyarse o comer. Lo que no sabían es que ese objeto iba a perdurar durante muchos siglos después y se iba a convertir en un elemento muy importante en cualquier casa.

Mesas auxiliares para plantas

¿Por qué incluir una mesita auxiliar en cualquier estancia?

Las mesitas auxiliares se pueden colocar en cualquier rincón desnudo o desaprovechado de nuestra vivienda. Nos ayudarán a ganar un espacio más en el que colocar cosas o, incluso, lo podemos aprovechar como un extra de almacenamiento. A veces no somos conscientes de cuánto puede cambiar una pequeña esquina únicamente por colocar un pequeño mueble más.

Ventajas de las mesas auxiliares

  • Hay mesas para todo tipo de gustos, por lo que acompañarán todo tipo de estilos.
  • Vestirán cualquier rincón de la casa y le darán más vida y personalidad a la misma.
  • Son una superficie extra para colocar fotografías, velas, plantas, elementos decorativos u objetos más prácticos como lámparas.
  • Algunas tienen espacio de almacenamiento, por lo que sirven para guardar cosas mientras se mantiene la estancia un poco más despejada.
  • Se adaptan a todos los tamaños, formas y rincones. Hay una mesita auxiliar prácticamente para cada sitio que se te ocurra.

Como ves, ese pequeño mueble que puede pasar desapercibido será una apuesta más que segura en tu decoración. Piensa qué lugar de tu casa necesita un extra e incluye una mesa auxiliar.

No te vayas sin comentar

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.