Saltar al contenido

Por qué elegir un colchón viscoelástico

Cómo es un colchón viscoelástico

El colchón viscoelástico es uno de los favoritos a la hora de comparar todos los tipos de colchones y hacer balance de todas sus características. Cuando se trata del descanso y de cuidar de nuestro bienestar diario todo sabe a poco, así que no está de más informarte de todo lo que la viscoelástica puede ofrecerte.

Si necesitas renovar tu colchón y adquirir uno nuevo hay una gran variedad de colchones baratos que puedes comprar y tener en casa en menos de 72 horas. Este puede ser de muelles ensacados, de látex, viscoelástico… Todo depende de sus materiales y la composición de su núcleo.

En este artículo no pretendemos afirmar que el colchón viscoelástico sea el mejor de todos, pero sí explicarte todas sus ventajas y características para que decidas por ti mismo si se adapta a tus necesidades.

Qué debes saber sobre los colchones que tienen viscoelástica

Para empezar, hay que dejar clara una cosa: los colchones viscoelásticos no existen como tal. Esta categoría de colchones se denomina así cuando estos artículos de descanso contienen viscoelástica en su acolchado. No encontrarás ningún colchón que haya sido fabricado con esta composición en exclusiva.

En cuanto a la decisión de elegir un tipo de colchón u otro debes tener en cuenta características como: nivel de firmeza y de transpirabilidad, composición del núcleo, los acolchados y tipos de tejidos con los que han sido fabricados, la densidad de la espuma, su altura, u otras características. Todos los datos que podamos analizar se deben adaptar a las necesidades de quien vaya a usar el colchón:

  • El peso
  • El tipo de postura que adopta a la hora de dormir
  • El nivel de transpiración necesario: ¿Eres una persona calurosa o friolera?
  • Horas de sueño diarias
  • Dolencias o problemas de circulación
Qué colchón elegir

Cómo son los colchones viscoelásticos

Los colchones viscoelásticos son aquellos que se adaptan o moldean a la forma del cuerpo en función del punto de presión mediante un “efecto huella”. En el momento en que se ejerce dicha presión el colchón vuelve lentamente a su estado inicial, recuperando de nuevo su forma.

Estos colchones son muy confortables, ya que su capa exterior es acolchada y es la que se adapta al cuerpo de forma ergonómica. Una adaptabilidad que es posible gracias al material viscoelástico.

Al mismo tiempo, las camas viscoelásticas nos proporcionan firmeza de carácter medio y una buena estabilidad.

La firmeza del colchón

En relación con la firmeza debes saber que, a mayor densidad, mayor dureza. Dicha dureza la transmite la capa interior del colchón. En los colchones visco una de sus principales características es que sus capas exteriores son las encargadas de acoger al cuerpo gracias a una menor densidad.

Por otra parte, recuerda que un colchón blando hace que el cuerpo no tenga la suficiente estabilidad. Con esto queremos decir que es posible que con un colchón blando el cuerpo esté tratando de equilibrarse todo el tiempo sin el soporte adecuado para hallar un sueño reparador. De todas formas, tampoco es conveniente elegir un colchón ultra firme, pues ejercen demasiada resistencia al cuerpo y solo son recomendables para personas con ciertas necesidades médicas.

¿Cómo comprar un buen colchón?

A veces no depende tanto de la densidad y la firmeza como de la calidad de la espuma, su estructura y su porosidad.

Si esto te preocupa y no sabes qué nivel de firmeza elegir, un colchón viscoelástico será la solución.

Por ejemplo, el colchón viscoelástico modelo Premium es uno de los más recomendados. Dispone de un núcleo de 19 cm HR poliuretano y 28KG/m3 de densidad, con una capa viscoelástica de 40 mm de 55 kg/m3, entre otras capas.

Qué colchón es mejor

¿De dónde viene la viscoelástica?

Haciendo un breve paréntesis al respecto cabe destacar que la viscoelástica es un material que se empezó a desarrollar a principios de la década de los 60 por la NASA con la finalidad de aliviar la presión de la gravedad que experimentaban los astronautas.

Después, comenzó a emplearse para los hospitales. No fue hasta los 90 que se popularizó su uso doméstico.

 Por tanto, se trata de una tecnología relativamente reciente cuyo desarrollo e innovación no ha dejado de avanzar para ir desarrollando cada vez mejores colchones y, de esta forma, mejorar el descanso.

Una vez revisados estos puntos, queremos detallarte todas las ventajas acerca de estos colchones.

Ventajas de los colchones viscoelásticos

Toma nota de las ventajas mejor valoradas:

  • Ofrece una gran capacidad de adaptación al cuerpo.
  • Evitan la sensación de hundimiento gracias a su propia resiliencia.
  • Permite que el cuerpo descanse igual gracias al soporte homogéneo que ejerce en todas las zonas.
  • Alivian la presión en el cuerpo al distribuir todo el peso de la manera más adecuada. De hecho, los viscoelásticos son los que más se recomiendan para quienes duermen más horas diarias (y pasan mucho tiempo en la cama), para personas que tienen ciertas patologías o dolencias (que tienen fibromialgia o, por ejemplo, hernias discales), problemas circulatorios, etc.
  • Favorecen buenas posturas para el descanso, permitiendo un sueño reparador.
  • Hacen que compartir cama con otra persona sea más cómodo, puesto que no transfieren el movimiento.
Diferencias entre un colchón viscoelástico y uno de látex

Diferencias entre un colchón viscoelástico y uno de látex

Otra gran duda que se plantea con frecuencia a la hora de conocer todas las características de los viscoelásticos es con relación a los colchones de látex. Cuando hablamos de adaptabilidad, “efecto huella” y confort, rápidamente nos viene a la mente la idea preconcebida que tenemos respecto a un colchón de látex. La razón es que los colchones de látex también tienen la capacidad de adaptarse al cuerpo, como si de un molde se tratara.

¿Cuál es mejor? Pues como con todo, depende.

La diferencia principal entre el látex y la viscoelástica es, como sabrás, su material. El primero es un material desarrollado a base de resina natural y el segundo pertenece a las espumas de poliuretano.

En realidad, los colchones de látex son generalmente más firmes que los de visco, son más transpirables y atérmicos. A diferencia de los colchones viscoelásticos, los de látex son más recomendables para niños y adolescentes, quienes tienen un índice morfológico medio o bajo.

De todos modos, si quieres saber si es mejor elegir un visco o un colchón de látex, la decisión suele ser muy subjetiva y ningún experto se decantará por una opción u otra para afirmar la que tiene mayor calidad.

Nuestro consejo: valora todas las características del colchón, la estructura de sus capas, su composición y todo aquello que puede favorecer tu descanso.

Cómo dormir mejor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2022 Decorar mi casa | Grupo Planeta Rz