Saltar al contenido

Puertas correderas: ventajas, tipos y cómo elegir la mejor

  • por
Tipos de puerta corredera

En un catálogo de puertas correderas hay cientos de modelos disponibles para elegir, pero la tarea de seleccionar cuál es la más adecuada para un espacio puede ser un poco difícil si no se piensa con detenimiento. Por eso hoy intentaremos hacer de esa elección una tarea más fácil.

¿Qué ventajas ofrecen las puertas correderas?

Las puertas correderas ofrecen ventajas a nivel funcional respecto a las puertas placa tradicionales. Los principales beneficios son el ahorro de espacio y la separación flexible de ambientes.

Ahorro de espacio

Las puertas placa tradicionales reducen significativamente el espacio útil de un ambiente, ya que no permiten posicionar objetos en todo su radio de apertura. En cambio, las puertas correderas se desplazan sobre un riel y solo ocupan su propio tamaño. Por lo tanto, son muy útiles para optimizar el espacio disponible.

Separación flexible de ambientes

Cuando están cerradas, las puertas correderas permiten dividir ambientes sin necesidad de construir paredes adicionales. Cuando están abiertas, posibilitan la articulación e integración de los ambientes, generando una apariencia de amplitud.

Puerta rústica

¿Qué tipo de puertas correderas existen?

Las puertas correderas se pueden categorizar en distintos grupos de acuerdo con la variable de clasificación que se elija. Generalmente, se suelen dividir por material de fabricación, clase de hojas y visibilidad del riel.

Tipos de puerta corredera según el material

Según el material de fabricación, las puertas correderas pueden ser de madera, cristal, aluminio o PVC (Policloruro de Vinilo). También hay modelos que combinan varios de ellos.

Cada material tiene sus ventajas. Las puertas correderas de madera brindan un buen aislamiento acústico y térmico. Las de cristal dejan pasar la luz natural. Las de aluminio son resistentes y fáciles de limpiar. Y las de PVC son muy ligeras y las más accesibles en cuanto al precio.

Tipos de puertas correderas según el riel y la guía

Según la visibilidad del riel y la guía, se pueden clasificar en puertas correderas empotradas en la pared, semi empotradas en la pared, con guía externa oculta por un embellecedor o con guía externa a la vista. Además de eso, el riel puede estar motorizado para automatizar la apertura de la puerta o no.

Tipos de puerta corredera según sus hojas

Según el número y disposición de las hojas, las puertas correderas pueden ser de una hoja corredera simple, una hoja corredera y otra hoja fija, dos hojas correderas enfrentadas, dos hojas correderas paralelas, o dos hojas correderas en ángulo que forman una esquina. Las últimas se instalan a menudo en bancos y oficinas.

También existen puertas correderas de múltiples hojas pequeñas que forman paneles o módulos. Éstas se pueden plegar como si fueran un acordeón o apilar una sobre otra en uno de los extremos. Los modelos de este estilo se suelen instalar en el interior de las viviendas para separar espacios, por ejemplo, el comedor de la sala de estar.

Tipos de puertas correderas

Cómo elegir la mejor puerta corredera

La mejor forma de elegir una puerta corredera es siguiendo una serie de pasos que contemplan diferentes aspectos esenciales del producto. Primero, hay que definir qué tipo de puerta corredera se necesita. Con esta idea clara se pueden aplicar filtros en cualquier tienda online. De esta manera, es posible descartar inmediatamente un gran número de opciones que no se corresponden con lo que se está buscando.

Después, hay que ver si el tamaño de la puerta se corresponde con las dimensiones de la abertura. Los fabricantes suelen trabajar con medidas estándar de 203 y 205 centímetros de altura. Sin embargo, el ancho de las puertas de una hoja oscila entre los 60 y los 120 centímetros, y el de dos hojas entre 120 y 270 centímetros. El grosor también varía significativamente dependiendo del material.

Se debe tener mucho cuidado con este punto en el momento de elegir un modelo. Aunque parezca insignificante, medio centímetro de diferencia puede provocar que una puerta no se pueda instalar por falta de espacio o no se pueda cerrar por completo porque es pequeña para el lugar asignado. Es posible que ningún modelo prefabricado se ajuste a las dimensiones específicas de la abertura. En este caso, se debe optar por comprar una puerta fabricada a medida.

Seguidamente, verificar si el sistema de cierre es adecuado al uso que se le va a dar a la puerta. En una puerta corredera interna solo se necesita una cerradura simple por cuestiones de privacidad, pero en una puerta de acceso se requiere un sistema de cierre que garantice la seguridad de la vivienda.

También se debe tener en cuenta seleccionar puertas con diseños que se adapten al estilo general del hogar y las características particulares de los ambientes que van a separar. Las puertas no solo son elementos funcionales, también cumplen un rol importante en la decoración de interiores.

El último paso es identificar qué modelos están dentro del presupuesto establecido para la compra. Llegado este momento, todos los modelos seleccionados cumplirán con los requisitos y generalmente la elección se define por el precio.

Puerta corredera moderna

¿Listo para elegir la puerta corredera perfecta para ti?

1 comentario en «Puertas correderas: ventajas, tipos y cómo elegir la mejor»

  1. Hace poco hice una gran adiquisición para mi familia buscando entre las mejores casas en venta en merida y la decoración ha sido un tema, pero gracias a estos artículos y en especial con este me he ayudado a encontrar el estilo que quiero y los muebles necesarios para lograrlo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2024 Decorar mi casa | Grupo Planeta Rz