Saltar al contenido

¿Qué piscina es mejor según el tipo de jardín?

Qué tipo de piscina es mejor

La primavera ya está aquí (al menos en el calendario en esta zona del mundo) y toca poner a punto el espacio exterior de nuestras casas para poder disfrutarlo al máximo. El problema es que muchas veces no sabemos cómo aprovecharlo bien o qué opciones tenemos para conseguirlo. En el blog tenemos varios artículos que te servirán para preparar tu terraza o jardín para el buen tiempo, pero hoy nos vamos a centrar en la reina indiscutible de los jardines bien aprovechados: la piscina.

Es uno de los elementos más deseados para disfrutar cuando llega el buen tiempo, aunque puede ser una difícil elección. Si te preguntas qué piscina es mejor para comprar según el tipo de zona exterior que tengas, sigue leyendo, porque vamos a repasar los principales tipos para que puedas elegir la que más te conviene.

Tipos de piscina según el tipo de jardín

Piscina de obra

La más habitual y conocida es la piscina de obra, que requiere un vaciado en el suelo en el que después se utiliza hormigón o ladrillo para su construcción. Entre sus ventajas encontramos que es muy resistente y tiene un bajo coste de mantenimiento. Entre sus inconvenientes, que necesita más obra que ninguna otra, que hay que tener mucho cuidado con las posibles fugas y que su coste es más elevado. Además, este tipo de piscina se suele hacer de buen tamaño, así que no es válida para cualquier jardín, solo para los que cuentan con más espacio.

¿Qué tipo de piscina es mejor?

Piscina desmontable

Este tipo de piscina es la forma más sencilla y asequible de tener una zona de baño en tu jardín. Sus grandes ventajas son su instalación fácil, su precio económico y que las hay de varios tamaños y materiales para poder elegir el que más se adapta a ti. Se pueden encontrar fabricadas con madera, acero, plástico o composite, entre otros. En cuanto a la forma, se adaptan bien a cualquier zona exterior porque van desde las de gran tamaño y robustez hasta las más pequeñas hinchables, o incluso en forma de jacuzzi, como vemos en estas imágenes de piscinas desmontables de Mercapool. Es la opción ideal para jardines medianos o pequeños en los que no queramos hacer obra o tener un gran desembolso de dinero.

Tipos de piscina para jardín

Piscina prefabricada

Se podría decir que este tipo es similar al de obra, pero en este caso se hace el agujero en el suelo y después se coloca dentro la estructura de la piscina ya fabricada. Las solemos encontrar hechas con poliéster, acero, hormigón o polipropileno. Una gran ventaja es que se tarda menos en su construcción y es más económica, pero como desventaja, en las de poliéster (las más habituales) la pintura no queda tan bien a la vista y habría que repintarla cada cierto tiempo. Es perfecta para tener algo a medio camino entre los dos tipos anteriores y se puede adaptar prácticamente a todos los jardines, con excepción de los muy pequeños.

Piscina infinita

La opción más top es, sin duda, la piscina infinita o panorámica cuyo borde desparece en el horizonte, creando la ilusión de que el agua se aúna con el exterior. Si tienes la suerte de contar con un jardín con vistas a una altura correcta y un presupuesto adecuado, esta es tu elección ideal. Pero como no todo el mundo cumple estos requisitos, es más habitual verla en hoteles, spas o mansiones lujosas.

Piscina infinita

¿Qué tipo de piscina es mejor para tu jardín?

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.