Saltar al contenido

¿Conoces las ventajas de instalar un motor en la puerta de tu garaje?

Puerta de garaje automática

Llegar a la puerta del garaje y no tener que bajar del vehículo para abrirlo, no tener que mojarse cuando llueve o no apartarse del aire acondicionado cuando el calor aprieta, son solo algunas de la ventajas de instalar un motor en la puerta de tu garaje.

Con la instalación de un automatismo que realice esta acción a distancia, se gana tiempo y calidad de vida a partes iguales. No correrás el riesgo de hacerte daño al subirla con la fuerza de tus músculos, algo bastante habitual si la puerta está oxidada, pesa demasiado o es antigua. Abrir una puerta de este tipo de forma manual no es en absoluto comparable a llegar con el coche y apretar un botón para que el mecanismo instalado realice todo el trabajo.

Cómo instalar un motor en la puerta de tu garaje

Instalar estos motores en puertas tienen, además, estas otras ventajas.

Aumento de la seguridad

Al instalar un motor se previenen, de forma más eficaz, posibles intentos de robo, ya que el cierre es automático, nunca se nos olvidará cerrar. Además, como norma general, suelen llevar incorporados algún sistema de seguridad auxiliar para impedir este tipo de asaltos y la entrada de intrusos.

Duran mucho más

Las puertas de garaje aumentan su durabilidad, a pesar de lo que en principio se pudiera creer al pensar que los automatismos pueden averiarse. Y es que, estos elementos, están diseñados y fabricados para mantener una vida muy larga. Las puertas automáticas utilizan, en la actualidad, motores muy resistentes y con largos periodos de garantía.

Se adaptan a cualquier espacio disponible

Los actuales motores para puertas ofrecen diseños que permiten a estos portones metálicos adaptarse a cualquier espacio. La variedad de modelos, gracias a su apertura automatizada, permite encontrar el óptimo para cada situación, con las más diversas formas de apertura, acabados y mecanismos.

Ventajas de instalar un motor en la puerta del garaje

Más higiénicos

Con la pandemia sufrida recientemente y las enfermedades contagiosas o virus que permanecen latentes en la sociedad, tener puertas automáticas que impidan el contacto con su superficie es una medida extra de higiene.

Son fáciles de instalar y mantener

Es prácticamente nulo el mantenimiento que requieren, engrasar y limpiar cada cierto tiempo, nada más. Automatizar puertas de garaje, además, no tiene nada de complicado, aunque lo más aconsejable es dejarlo en manos de expertos. A continuación, referimos unos pasos para aquellos manitas que no se detienen ante nada y se atreven con este tipo de instalaciones.

Cómo instalar un motor para puertas de garaje

Para llevar a cabo este trabajo van a hacer falta tornillos y tacos, una llave fija de 10 mm, cables eléctricos de 2×1,5 mm2, 3×1,5 mm2 y 2×0,25 mm2, un nivel, el taladro y sus brocas y, también, un destornillador plano pequeño.

Se deberá elegir, en primer lugar, el tipo de puerta: según el peso (400 o 600 kilos habitualmente), se pensará en el motor. El tipo de apertura de la puerta también es fundamental para elegir el motor (corredera, seccionable, basculante, batiente…).

En la instalación habrá que pensar en la preinstalación eléctrica, para continuar con la colocación de los cables, fijación de la base, introducción del cableado, colocación de la cremallera y desbloqueo del motor. Seguiremos con la colocación de la puerta (cerrada), hay que colocar las guías a nivel. Por último, se procede al anclaje definitivo del motor y la colocación de los topes.

Puertas de garaje
Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2022 Decorar mi casa | Grupo Planeta Rz